jueves, 18 de agosto de 2011

PACTOS CON EL DIABLO Y LOS DEMONIOS EN EL PALO MONTE

Últimamente me escribe mucha gente preguntando sobre los pactos con el Diablo, por eso voy a dedicar esta entrada al tema.

Los pactos con el Diablo y otros demonios y entidades oscuras, como los ndokis, existen desde la antiguedad. Se sabe que en Babilonia, Caldea, Grecia y en el Antiguo Egipto ya se usaban fórmulas mágicas para contactar con las fuerzas oscuras y obtener sus favores a cambio de diferentes tipos de sacrificios y promesas que la persona debía cumplir. Estos conocimientos pasaron a los judíos durante su estancia en Egipto y se fueron mezclando y transformando con sus propias creencias a lo largo de los años. Uno de los tratados mágicos más importantes y dónde se trata el tema de los pactos y tratos con demonios, es el famoso grimorio LA CLAVÍCULA DE SALOMÓN, supuestamente escrito por Salomón, rey de Israel, como herencia mágica para su hijo Roboam, rey de Judá. Pese a la gran devoción de los judíos por Dios y sus leyes, es evidente que los grandes hombres de ese pueblo, como Moisés y Aharon( La MÓNADA o LIBRO OCTAVO DE MOISÉS ) fueron también poderosos magos y brujos que no dudaron en echar mano de las prácticas más oscuras para liberar a su pueblo de los egipcios y cimentar su poder. Al parecer, el judaísmo siempre tuvo dos caras: una pública, moralista y respetuosa de Dios, para el pueblo y otra secreta y oscura a la que solo tenían acceso los reyes, patriarcas y grandes sacerdotes.


Esta doble moral religiosa también podemos verla en el catolicismo. Los más trascendentes tratados mágicos del medioevo, como EL LIBRO DE SAN CIPRIANO, el Santo Mago, fueron escritos por monjes y sacerdotes católicos. Mientras la Iglesia católica se dedicaba públicamente a perseguir a brujas, magos y alquimistas, por sus "malas artes" y tratos con El Diablo, secretamente, en el interior de sus monasterios y abadías, se dedicaban al estudio y práctica de las artes arcanas y ocultas para obtener mayor riqueza y poder terrenales. Por eso perseguían a los llamados herejes, para arrebatarles sus conocimientos e impedir que el pueblo llegara a conocer la verdadera naturaleza mágica y oscura de la "Santa Iglesia". Muchas de las personas que fueron quemadas por la Santa Inquisición, como los caballeros Templarios, eran monjes católicos que conocían esa naturaleza y deseaban desbancar a la corrupta Iglesia para usar sus poderes de forma más humana; otros simpemente eran enemigos políticos o ricos caídos en desgracia a los cuales se torturaba y mataba en sacrificio a los demonios que le daban su poder a a Iglesia. Toda la historia de la Iglesia católica está manchada con la tortura, la violación y la muerte de personas inocentes que fueron sacrificadas para quitarles sus conocimientos o como holocausto para los demonios.


Por esa razón, para proteger su naturaleza oscura y secreta,  los católicos crearon todas esas ideas horribles sobre el pecado y el infierno, que afirman que el precio de un pacto con el Diablo es la condena eterna del alma de las personas que lo llevan a cabo. De esa forma sembraban el miedo entre los ignorantes, para que a nadie se le ocurriera practicar esos procedimientos mágicos arcanos y no pudieran competir con ellos. Por esa misma razón, atesoraban todos los libros y el conocimiento y solo los curas y mojes podían aprender a leer y a escribir. Ellos sabían que el conocimiento es poder y por eso trataban de que nadie, salvo los suyos, pudieran obtenerlo y usarlo.

San Luis Beltrán
Así tenemos el caso de San Luis Beltrán, otro sacerdote y santo católico, famoso por su misticismo y sus milagros, que eran fruto de su pasión por el estudio de las artes mágicas. Si alguien fuera de la iglesia hacía milagros, le tachaban de brujo y satánico, pero si los hacía uno de los suyos, en el nombre de Dios, le nombraban santo. Esa es la razón por la que, en el siglo XIX, Andrés Petit, fundador de la Regla Kimbisa del Santo Cristo del Buen Viaje, tomó la figura de san Luis Beltrán como principal Guía Espiritual de su Regla, la cual, como todos sabemos, tiene poco de católica y mucho de brujería africana, magia europea y espiritismo, entre otras ramas del saber esotérico.

Lo que intento explicar, es que la versión católica de los pactos con demonios, está plagada de mentiras, como que el alma de los brujos y los que pactan con el Diablo, arderá eternamente en el infierno, para alejar a la gente de estas prácticas que, en realidad, son muy anteriores a la aparición del Dios moralista y severo de la tradición judeo-cristiana y al concepto del pecado que inventaron para dominar al mundo. En las antiguas culturas griegas, egipcias, romanas, hindús, shamánicas, asiaticas, australianas y, por su puesto, en las africanas, no existe el concepto del bien y del mal, ni del pecado y el castigo eterno. Todo eso es un invento que solo aparece en las religiones totalitarias judeo-cristianas y musulmanas, que descubrieron que a través del miedo podían conseguir la sumisión, tanto de las masas ignorantes, como de reyes y emperadores. Por eso el emperador Constantino se convirtió al cristianismo y renegó de sus dioses romanos, no porque creyera en Cristo, sino porque se dió cuenta de que la idea de un solo dios moralista y severo era mucho más útil para los fines políticos de conquista y dominación.


Torturas de la Santa Inquisición
Muerte en la Hoguera: Inquisición

Los verdaderos místicos, sabios, magos y brujos de todos los tiempos, anteriores y posteriores al cristianismo, saben que el mal y el bien no existen fuera de la existencia humana. En la naturaleza, en la vida de las plantas y animales, no existen el bien ni el mal. Ningún animal mata por crueldad, venganza o egoísmo, solo los seres humanos lo hacen. Tampoco existe la mentira, la avaricia, la gula, la envidia y demás pecados capitales entre los animales y plantas. Esos males solo existen en la humanidad y si existen es porque somos los únicos seres vivos que somos conscientes de nuestra naturaleza mortal, y el miedo a la muerte nos vuelve envidiosos, egoístas, avaros, vengativos, mentirosos, traicioneros y criminales. Esa es nuestra naturaleza y es casi imposible escapar a ella en vida.

Patipembas: firmas o dibujos del Palo Monte
En las antiguas religiones mágicas africanas, como las practicadas por la cultura Yoruba, Arará y Bantú, de las que se originaron las actuales reglas afrocubanas y afroamericanas, como la santería, el Palo Monte y el Vudú, no existe el concepto de bien y mal, solo el concepto de lo positivo y lo negativo, entendiéndose este como la dualidad inerente a toda forma de vida, lo creativo y lo destructivo, como fuerzas opuestas que se complementan para sostener la vida. Hasta los científicos saben que toda energía tiene dos polos, uno positivo y otro negativo y que ambos son imprescindibles para la existencia. Si no existiera la enfermedad, el deterioro y la muerte, la vida sería imposible, porque sin muertos no hay abono para las plantas, ni espacio para las nuevas vidas. Si nadie muriera, los jóvenes nunca podrían ocupar su puesto, no habría relevo, ni evolución, ni espacio en el planeta para todos.

Para los verdaderos sabios, el mal y el bien o, mejor dicho, los aspectos destructivos y creativos de la energía, son las dos caras opuestas de Dios y nosotros, como seres vivos con inteligencia, tenemos todo el derecho del mundo a conocer y emplear ambas fuerzas en nuestro provecho y desarrollo. El fuego, por ejemplo, es uno de los 4 elementos básicos e imprescindibles de la vida material; lo mismo sirve para calentar, alumbrar, cocinar, procesar y fabricar, que para destruir, torturar y matar. Lo mismo sucede con los demás elementos, Aire, Agua y Tierra. ¿Debemos por ello abstenernos de usarlos? Claro que no, porque sin ellos la humanidad nunca se hubiera desarrollado.

Pacto entre un demonio y un
obispo católico
Existe una energía original, a la que llamamos Dios, que dio origen a la materia y a la vida y a todo lo que existe en el plano terrenal. Esa energía original, o Dios, a la que cada cultura llama por un nombre diferente,   se manifiesta de modos diferentes en el Universo, para dar riqueza y variedad a la existencia. En el inicio de la vida, al que los científicos llaman Big Bang, solo existía Dios, la energía original absoluta. Dios quiso que surgiera la vida y para ello se dividió en cuatro: Fuego, Aire, Tierra y Agua, los cuatro elementos primarios. El fuego dio paso al aire, el aire a la tierra y esta al agua, y del agua nació la vida. Todas las cosas vivas, tanto en su aspecto energético como material, están formadas por esos 4 elementos, que son Dios. Todo está hecho de la carne(materia) y de la energía( espíritu ) de Dios. Tanto las cosas positivas, como las negativas, las creadoras como las destructoras.

A lo que los católicos llaman diablos y demonios, no son realmente ángeles que se rebelaron contra dios y fueron castigados por él. Eso es imposible, porque todo es Dios. Esa historia es una más de las mentiras de la tradición judeo-cristiana y musulmana para dominar a la gente. Los demonios solo son fuerzas destructoras que existen en la naturaleza, o mejor dicho, aspectos destructores de las fuerzas que conforman a la naturaleza, y están aquí, al igual que los aspectos creadores de esas fuerzas, para ser usados por nosotros como mejor nos parezca. No son malos ni buenos, eso solo es una ilusión de la mente humana.

Les explico esto para que entiendan porqué, pese a que las religiones judeo cristianas y musulmanas afirman que el uso y trato con fuerzas destructoras es pecado y condena el alma, tantas personas siguen practicando las artes esotéricas desde el inicio de los tiempos hasta nuestros días. La razón es que, en realidad, no existe el pecado ni la condena del alma fuera de la imaginación humana y se pueden usar esas fuerzas sin mayor peligro que el que puede tener usar el fuego o la electricidad. Si se toman las medidas convenientes y se conoce a fondo la naturaleza de estas fuerzas, se puede hacer uso de ellas sin peligro para nosotros.

Palo Monte: huellas de un perro de prenda
poseído por una entidad espiritual
En el Palo Monte afrocubano, como en el Vudú afrohaitíano, se practican desde siempre los pactos con fuerzas oscuras o karires, sin que por ello el alma de sus practicantes se consuma en el infierno. El propio rayamiento( iniciación ) del Palo Monte, es un pacto con los muertos y los mpungus( fuerzas de la naturaleza, como la luna, el río, el mar, el monte, las estrellas, el rayo, los vientos, etc ) y para montar una Nganga o Nkisi hay que ir al cementerio y sellar pacto con el espíritu de un difunto. Ambas cosas constituyen pactos con fuerzas oscuras de la naturaleza, pero no por ello menos divinas. Para sobrevivir en el mundo hay que echar mano tanto de las fuerzas positivas, como de las negativas. Por medio de las primeras podemos sanar, curar, armonizar, aplacar, despojar, abrir caminos, etc y por medio de las segundas podemos defendernos de nuestros enemigos y transformar la realidad a nuestro favor. Es lo mismo que hacen los animales cuando sanan sus heridas con la lengua( positivo ) o matan a sus presas con sus garras, venenos y colmillos.

En los pactos con fuerzas oscuras, como los espíritus ndokis, Lugambé, kadiampembe y Lukankasi, por ejemplo, que se practican en el Palo Monte, al menos en los que yo conozco y domino, no se ofrece el alma como pago a esas fuerzas a cambio de su favores. El pago se hace con ofrendas y sacrificios de sangre o vida de animales y/o personas. Estos pactos no los puede hacer un neófito, solo un verdadero brujo con el conocimiento y el poder necesarios para controlar a dichas fuerzas sin detrimento para su persona.

Es imprescindible trazar un círculo protector y las patipembas( firmas o dibujos simbólicos ) y rezos invocatorios correspondientes a las fuerzas que se quieren invocar y al tipo de trato que se quiere hacer con ellos( existen distintos tipo de tratos para rayar, montar nganga, obtener "vititi", vista, sabiduría, poder sexual, riqueza material, fama, éxito social, poder político y militar, etc. Cada trato lleva patipembas e invocaciones diferentes y se hacen con distintas fuerzas, según su naturaleza ).

Pero con el círculo de protección, las patipembas y los rezos no es suficiente; el mayor secreto para invocar con éxito a una de estas fuerzas radica en la mezcla de yerbas, palos y otras sustancias que se coloca en el centro del círculo. Esa mezcla es diferente para cada tipo de fuerza o entidad y sus recetas son algunos de los secretos mejor guardados del Palo Monte. La mezcla secreta se quema y su humo, intenso y abundante sirve de cuerpo para que la entidad invocada pueda manifestarse.

Me explico: cuando se invoca al espíritu de un difunto, este baja y hace uso del cuerpo del brujo( si este es médium ) o de los perros de prenda( médiums que colaboran con el brujo o espiritista ) para manifestarse y hablar por su boca; pero cuando se trata de invocar a entidades más intensas y peligrosas( los mal llamados demonios ), como Lugambé, Lukankasi o los Ndokis, no es para nada aconsejable dejarles tomar posesión del cuerpo de una persona, pues con su fuerza podrían hacerla enloquecer y dañar seriamente su salud( a esto es a lo que se llama erróneamente posesión diabólica o demoníaca ). Por ello se usa una mezcla de yerbas, palos y otras sustancias correspondientes( afines ) a dicha entidad para que el humo que se desprende de su quema sirva de cuerpo o recipiente temporal para que la entidad se manifieste. Cuando la entidad "baja", el humo cobra formas antropomórficas, que recuerdan a seres medio humanos-medio animales( de ahí las imágenes del Diablo y otros demonios como seres con partes humanas y de becerros, murciélagos, serpientes y otras bestias )y  que cambian de colores y se agitan dentro del círculo, de manera sobrenatural.

Cuando el brujo ve estas formas, por las que identifica a la entidad correcta, comienza a hablarle a la entidad mediante palabras y fórmulas mágicas que también se atesoran con sumo secreto. A su vez, la fuerza o entidad, responde al brujo telepáticamente, como una voz torpe y ruda que este escucha dentro de su cabeza( el humo no tiene cuerdas vocales, así que no puede hablar, por eso la entidad se comunica telepáticamente ).

Círculo mágico y bastón
Estos no son los únicos requisitos para llevar a cabo un pacto: también hay que tener en cuenta la fase lunar. Se deben hacer en luna llena o cuarto menguante, ya que, a diferencia de la luna nueva o creciente, poseen energía destructiva o negativa. Estas ceremonias se celebran de noche, a partir de medianoche, porque a las fuerzas y entidades negativas no les gusta la luz( la oscuridad es negativa y la luz solar positiva ).

Otros elementos fundamentales son: 1- El Intermediario espiritual o nfumbe( muerto que habita la nganga a las órdenes del brujo y que se simboliza mediante el cráneo o la clavícula u otro hueso del difunto ) que facilita la sintonía con la entidad y le sirve al brujo de ojos en el plano invisible o espiritual. 2- Las armas del brujo; generalmente un bastón de madera( hecho, por ejemplo, con una rama de un ciprés de cementerio cortada a media noche ) y una espada, cuchillo o machete( este último es el preferido de los paleros ) consagrado, que le sirven para dar ritmo a la invocación( golpes de bastón en el suelo ) y para mantener a raya a la entidad( espada o machete ). 3- Y la sangre humana y/o animal.

Nganga de Palo Monte
A las entidades oscuras o negativas les encanta la sangre o, mejor dicho, la energía vital que desprende la sangre de los animales, porque les fortalece. Para que una entidad espiritual se manifieste en el plano terrenal necesita invertir una gran cantidad de energía, por eso hay que darles sangre para que tengan fuerzas suficientes. La mejor de las sangres, la más vital y elevada espiritualmente, es la humana, por eso es imprescindible al menos un poco de ella. Antiguamente se sacrificaban personas para llevar a cabo estas invocaciones y tratos, pero con el tiempo los brujos aprendieron a "engañar" a los espíritus con un poco de sangre humana mezclada con mucha sangre animal. Basta con un poco de sangre fresca de la mano del brujo o del ahijado o cliente que solicita el pacto, mezclada con toda la sangre de varios animales recién sacrificados. Debo aclarar que este "engaño" solo sirve para pactos sencillos que solo incumben a una persona( como los pactos por dinero, sabiduría, poder político, etc ), pero para realizar un pacto colectivo, que incumbe a muchas personas( como los pactos para proteger a un pueblo entero, alejar plagas, curar epidemias, hacer llover, dar buenas cosechas, etc ),  como los que se realizaban en la prehistoria y en la antiguedad, es necesario al menos el sacrificio de una vida humana. Por eso los antiguos egipcios y las grandes culturas precolombinas sacrificaban seres humanos vivos a sus divinidades, no porque fueran salvajes( de hecho eran muy refinados ), sino porque sabían que era imprescindible para obtener favores tan grandes. Esa es la razón por la que la mayoría de las víctimas de dichos sacrificios se ofrecían voluntariamente o aceptaban su destino con sumisión, porque sabían que su sacrificio era por el bien de todo su pueblo.

Hoy en día, con los avances científicos y tecnológicos, ya no es necesario buscar ayuda espiritual para conseguir buenas cosechas y curar epidemias, por eso los sacrificios humanos han desaparecido casi por completo, pero aún seguimos necesitando unas gotas de sangre humana para negociar pactos individuales con las fuerzas oscuras.

Sacrificio humano azteca
Pero supongo que a estas alturas del artículo, muchos lectores se estarán preguntando: ¿Si no es el alma, cuál es entonces el precio que hay que pagarle a las fuerzas oscuras para obtener su favor? Y más importante todavía: ¿Qué ocurre después de la muerte. Hay castigo para las malas acciones o no?

El pago que se ofrece a las fuerzas oscuras, al menos a las entidades africanas, como Lugambé, Lukankasi y los ndokis, que son las que yo conozco, consiste en la promesa de ofrecerles periódicamente sacrificios de sangre animal para que siempre estén fuertes y así puedan ejecutar las acciones que se les pide. En caso de que el favorecido incumpla con el trato y no alimente a la entidad, esta se cobrará la vida de una persona querida o conocida del pactante, como recordatorio de los términos del pacto. Si después de esto la persona sigue incumpliendo el pacto, la entidad entenderá que el pacto está roto y, una de dos, o deja de ayudar a la persona o( generalmente ) se cobra la vida del pactante directamente. Estas muertes se caracterizan por producirse a través de accidentes violentos, enfermedades desconocidas que acaban con la vida horrible y vertiginosamente o fuertes depresiones que derivan en suicidios.

Con respecto a lo que sucede al morir y si hay castigo o no para las malas acciones o pecados, les diré que, en primer lugar, no existen los pecados fuera de la mente humana y que el mundo espiritual no funciona de forma tan retorcida como lo hace la sociedad humana. Lo que está bien o mal es relativo a la época, cultura y contexto en que suceda. Según los católicos es pecado matar, pero ellos mataron a mucha gente en la hoguera y en las cruzadas y todavía hoy absuelven a los soldados de cualquier muerte que provoquen en combate. ¿Es que existen guerras justas y guerras injustas ? ¿Dónde escribió Dios la diferencia entre matar para bien y matar para mal? Supuestamente( yo no me creo que Dios escribiera en una piedra; esa no es su forma de comunicarse ), solo escribió que era pecado matar, en general.

Obviamente, todo eso es absurdo, patrañas infantiles de los curas para sacarle dinero a la gente a cambio de la absolución y su perdón. Los pecados humanos se pagan en el mundo de los vivos, no en el más allá. Para ello existe la justicia del hombre, ya sea mediante políticos, jueces, policías y militares o por la mano del individuo que busca su propia justicia. Muchos crímenes, delitos y malas acciones no se pagan, quedan impunes, ya que el hombre es imperfecto y su justicia también. A medida que la humanidad avanza, su justicia se perfecciona, pero nunca habrá una justicia perfecta ya que todos somos diferentes y pensamos y sentimos de forma distinta.

Holocaustos aztecas
Las acciones humanas no alteran en nada la realidad espiritual del más allá. Solo somos un planeta más entre innumerables galaxias y realidades paralelas en el universo infinito. Es propio del enorme y estúpido ego humano pensar que nuestros pecados pueden influir en el curso de la gran obra de Dios. Solo somos una especie más, una que alcanzó la consciencia de si misma o inteligencia, por obra de la evolución, pero mientras sigamos siendo mortales, Dios no verá diferencia alguna entre nosotros y las hormigas. Somos partes de Dios, pero somos prescindibles, como las uñas o el pelo, que siempre vuelven a crecer. Para Dios nuestros pecados son tan naturales como lo es matar para los animales.

Esto no quiere decir que nuestras acciones no afecten a nuestra realidad individual, al morir, solo que a Dios y al universo les importa poco lo que hagamos en vida. Al morir, la energía vital o espíritu, abandona la carne muerta y queda flotando, por decirlo de alguna manera, a la espera de su próxima misión. La energía o espíritu de la mayoría de las personas reencarna en los recién nacidos, pero no guarda recuerdo de sus vidas pasadas. Y así sucede una y otra vez hasta que dicho espíritu alcanza la madures espiritual suficiente para pasar a una misión más elevada que la de ser un simple humano mortal.

El espíritu de las personas que mueren con remordimientos por sus acciones, que se consideran a si mismas malas personas, reencarna en formas de vida más primitivas y acordes a su energía negativa, como pueden ser ciertos animales. Todos los espíritus reencarnan una y otra vez, primero en gases y minerales, luego en plantas, luego en animales y luego en seres humanos, pero ese no es el último, ni el mejor nivel.

El Juicio Final
Los espíritus que, después de miles de reencarnaciones, alcanzan una vida humana elevada y profunda, de conocimiento y armonía con el Todo, al morir no vuelven a reencarnar en seres humanos, ni en animales u otra forma de existencia mortal, sino que se elevan a niveles superiores de existencia y se adhieren a entidades espirituales e inmortales por las que se sienten identificados y atraídos. Esas entidades son fuerzas positivas o negativas a las que cada cultura llama con nombres diferentes, como ángeles, arcángeles, demonios, dioses, semidioses y otras divinidades. Esas fuerzas, positivas o negativas, son las únicas que se interesan un poco por nosotros los mortales, porque en su día también fueron humanos y aún guardan cierto apego por este mundo; y por eso podemos comunicarnos con ellas y obtener su favor.

Para llegar a formar parte de una esas fuerzas superiores hay que morir conscientemente, sin miedo ni apego por la vida, solo ansia y curiosidad por el más allá. Para conseguir ese estado al morir, primero hay que haber vivido y sufrido muchas vidas y en cada una haber cometido innumerables errores y pecados, hasta que nuestro espíritu alcance la madurez suficiente para recordar en vida todas sus antiguas reencarnaciones y de esa forma podamos comprender el verdadero sentido de la vida: una escuela, una universidad para los espíritus. Ese estado se caracteriza por personas muy especiales, brujos, magos, sabios, santos, maestros y guías espirituales, como Cristo o Buda que marchan de este mundo voluntaria y felizmente, sin remordimientos, frustraciones, ni ansias y apegos y lo hacen para siempre.

Las religiones orientales tienen una idea muy parecida a esta, que es la del karma, pero es inexacta. Ellos conocen la verdad de la reencarnación, pero creen que estas se deben a las malas acciones que tenemos que pagar en la siguiente vida. En realidad no es así, solo reencarnamos porque aún nuestros espíritus no han aprendido y madurado lo suficiente como para pasar a un estadío superior, no porque tengan que pagar cuentas pasadas.

Muerto oscuro o alma en pena
Una última aclaración sobre el tema de la relación vida-muerte, es el caso de los muertos oscuros, también conocidos como almas en pena. Contrariamente a lo que muchos piensan, estos espíritus no pertenecen obligatoriamente a personas malas, sino a personas a las que la muerte les llegó por sorpresa y dejaron muchos asuntos importantes, para ellos, sin resolver en la tierra. Es cierto que muchas de esas personas eran criminales o personas violentas y que eso fue la causa de su muerte, pero muchas más son las víctimas inocentes de accidentes imprevistos, crímenes y desgracias, mayormente niños y jóvenes que ni siquiera entienden que han muerto o que no lo aceptan, porque extrañan el amor de sus seres queridos y la ilusión de los sueños inconclusos. estas fuerzas negativas también pueden( y se hace ) ser contactadas y utilizadas por los vivos para obtener favores, ya que no sabiduría. Estos espíritus no vagan eternamente por la tierra, como afirma la iglesia católica y otras religiones totalitarias, sino que lo hacen durante un tiempo, meses, años o siglos, hasta que su nueva realidad espiritual supera a la anterior terrenal o las oraciones de sus seres queridos vivos les convencen de que acepten su destino y busquen la Luz.



                                                


Querido lector: no olvides votar por este post al final de la página, en la g+ ; no te cuesta nada y a mi me ayuda muchísimo. Otra forma en la que puedes colaborar para enriquecer el blog, es escribiendo algún comentario con tus opiniones, preguntas y sugerencias, y si lo visitas a menudo, ¿a qué esperas para hacerte Seguidor? ¡Empieza ahora y que Nsambi te acutare siempre!!!

viernes, 5 de agosto de 2011

SACRIFICIOS HUMANOS Y GENEALOGÍA DEL PALO MONTE

Hola amigos, aquí les traigo unas fotos de una mpaka de Tiembla Tierra; un makuto hecho con un colmillo de marfil cargado, para protección contra accidentes, enfermedades contagiosas, peleas, atentados y problemas legales o con la justicia y de tres obras, cuya naturaleza no debo decir, pero que ya podrán imaginarse. También quiero explicarles cómo funciona la herencia o genealogía de las prendas en el Palo Monte y hacer un poco de historia.





Makuto, resguardo confeccionado a partir de un
colmillo de marfil con carga mágica en su interior.
La mpaka no es una mpaka vititi mensu, es decir, que no es de las que lleva un espejo para "ver", sino que es una mpaka cargada y consagrada según tratado de Tiembla Tierra. Esta mpaka protege a su dueño y le sirve para realizar algunos trabajos de defensa y para abrir caminos. Con el tiempo, si esta persona, cuyo mpungu de cabecera es Tiembla Tierra, decide recibir una prenda mayor( nganga ) de este mpungu, dicha prenda nacerá a partir de esta mpaka, que lleva rastro de mi propia prenda de Tiembla Tierra, de mi Nganga Sarabanda y, por supuesto, de mi nfumbe.


Mpaka de Tiembla Tierra


















Para los que no lo saben, les explico que el Palo Monte funciona como un árbol: Las prendas y ngangas de un Tata o Padre( brujo, sacerdote de Palo Monte ) nacen de las prendas y ngangas de su padrino. Al confeccionarlas, el padrino toma rastro de su prenda, su Sarabanda, por ejemplo, y de su nfumbe( muerto que habita la nganga, con el cual el brujo tiene un pacto de mutua colaboración ) y los introduce en la mpaka( si el ahijado es solo ngueyo, es decir que solo está rayado, iniciado, pero aún no está consagrado como Tata o Padre ) o prenda nueva( si el ahijado es un ngueyo recién consagrado como Tata o Padre ) de su ahijado, junto con las diferentes tierras, semillas, fragmentos de animales, huesos, minerales y demás elementos correspondientes al mpungu en cuestión, en este ejemplo, Sarabanda. A estas prendas menores( generalmente se trata de makutos y mpakas, pero también pueden montarse en calabazas, güiros, fetiches, etc ) y prendas mayores( ngangas, prendas de mayor tamaño que se montan en calderos de hierro, cazuelas y recipientes de barro, fundamentalmente. Antiguamente se montaban en güiras y sacos que se colgaban de los árboles o del techo. En cietas zonas de África se montan algunas prendas, como Sarabanda, bajo tierra, con una boca de piedra o cemento en la superficie, por la que se le alimenta con la menga de los animales y otras ofrendas ) se les llama "gajos", porque son como gajos del árbol madre o Tronco de Fundamento( nganga principal y más antigua ) que se arrancan y se trasplantan para que brote una prenda nueva. Estos gajos nacen generalmente como mpakas y luego van creciendo, a la par que evoluciona el ngueyo, hasta trasplantarse a un caldero o cazuela y convertirse en prendas mayores. De esta forma cada nueva prenda es hija de la prenda correspondiente de su padrino, a la que se llama Fundamento y esa es una de las razones por la que se les llama ahijados a los ngueyos y padrinos a los brujos, porque nacen de sus prendas y de sus enseñanzas.

Obra 1

Las prendas no pueden revirarse( atacar ) contra las prendas que le dieron vida, porque su poder está basado en el de esas prendas, por eso los paleros no pueden hacer brujería contra sus padrinos con las prendas que han nacido de las suyas. Para que un palero pueda combatir contra su padrino( lo cual es tan feo como que un hijo ataque a su padre, pero a veces sucede ) tiene que usar una prenda que no haya nacido del fundamento de su padrino. Para ello debe pedirle a otro brujo que le monte una nganga o montar un nuevo fundamento, es decir, crear un nuevo tronco que no descienda de ninguna otra nganga. Claro que para montar un nuevo fundamento hace falta mucho conocimiento y poder, algo que supieron hacer los esclavos congos que llevaron los españoles a Cuba, pero que pocos paleros modernos saben hacer.



Obra 2

Los antiguos esclavos congos que llegaron a Cuba en tiempos de la colonia, lo hicieron sin sus fundamentos, por eso tuvieron que montar nuevos fundamentos, nuevos troncos criollos de los que nacieron todas las diferentes ramas y troncos del Palo Monte cubano hasta nuestros días. Aquellos esclavos tuvieron que convertirse en cimarrones y escapar al monte para poder montar estos nuevos fundamentos, ya que para montar un fundamento o tronco nuevo es necesario sacrificar una vida humana, como sucedió en África con Mambe, para fundamentar el primer Nkisi de la brujería conga o aprovechar el cadáver o parte del cadáver( principalmente la kriyumba, cráneo )de un hermano o hermana recién asesinados( algunos de los principales fundamentos originales montados por cimarrones congos están hechos a partir de la kriyumba de otros cimarrones muertos en combate durante las guerras independentistas contra España ) para consagrar un nuevo nkisi. Algunos fundamentos importantes de Cuba están montados a partir del sacrificio( secuestro y asesinato ritual o muerte en una pele por la mano del brujo congo en cuestión ) de indígenas( taínos y guanajatabeyes que aún existían en la Isla durante la colonia. Hoy en día casi no quedan descendientes de indios en Cuba porque fueron aniquilados por la colonización ) y de asiáticos.

Según los viejos brujos congos asentados en Cuba durante la esclavitud, la kriyumba( cráneo ) de chino( asiáticos, fundamentalmente chinos que emigraron a Cuba en el siglo XVIII y XIX como mano de obra barata para la construcción de los ferrocarriles de la industria azucarera ) y la de indio, eran las mejores para montar un Nkisi, por el alto nivel espiritual de sus razas.



Les aclaro que para montar una prenda que es gajo de un fundamento, como la mayoría delas ngangas modernas,, siempre es necesario, además del rastro del nfumbe de dicho fundamento, ir a Campo Finda( cementerio ) y sellar pacto con un muerto reciente; pero para fundamentar un tronco nuevo, un nuevo Nkisi o Fundamento, es imprescindible el sacrificio de una persona. La diferencia, para que quede más claro, es que para montar una prenda gajo de otra, solo es necesario llevarse parte del cadáver de alguien que ya está muerto y enterrado recientemente, pero para montar un fundamento nuevo, que no es gajo ni hijo de nadie, hay que que tomar el cadáver en el mismo momento de su muerte, antes de ser enterrado, y si puede ser sacrificado por la mano del mismo brujo, mejor. Los fundamentos más fuerte son aquellos que han recibido la sangre del nfumbe, además de sus huesos, en su confección.



Por estas razones, es obvio que actualmente es muy difícil montar un fundamento nuevo, ya que la vida de las personas es mucho más cara que antiguamente y hay que correr muchos peligros con la policía para llevar a cabo estos sacrificios que hoy en día constituyen verdaderos crímenes. Sin embargo, han habido ciertas circunstancias durante el siglo XX que permitieron a algunos brujos cubanos crear nuevos fundamentos. Me refiero a la guerra de guerrillas contra los soldados de Fulgencio Batista, el gobernante anterior a Fidel Castro, en los años 50 y, posteriormente, a las guerras en Angola y Etiopía, donde participaron soldados cubanos. Algunos brujos cubanos que participaron en estas contiendas aprovecharon la oportunidad para hacerse con la cabeza de algunos de sus enemigos, con el objetivo de montar nuevos fundamentos al volver a Cuba. También existen, aunque en menor medida, brujos relacionados con el crimen y los bajos fondos de Cuba, que han montado nuevos fundamentos con la sangre y cabeza de personas asesinadas en peleas y ajustes de cuentas, pero estos casos, dada la gravedad de su naturaleza, son secretos muy bien guardados y su referencia es muchas veces mítica.



Obra 3
Incluso, durante la colonia y la república( antes del 59 ), se conocen casos documentados por la policía y algunos especialistas, de sacrificios de niños para montar determinados nkisis, como Cuatro Vientos y Lucero, o para ejecutar ciertas "obras"( trabajos de brujería ) para alargar la vida de un individuo o conceder juventud y fertilidad a personas de edad avanzada. La mayoría de los paleros modernos somos personas muy diferentes de aquellos brujos antiguos, esclavos, cimarrones, mambíses, analfabetos y oprimidos, con un gran poder y conocimiento, pero semi salvajes y violentos, y por ello no practicamos, ni apoyamos, aquellas prácticas sangrientas que ya no tienen cabida en las sociedades modernas. Personalmente repudio todo tipo de crímenes premeditados, con objetivos mágicos o por el motivo que sea, pero debo admitir que si un día tengo la desventura de verme envuelto en una pelea de la cual saliera muerto mi enemigo, sin dudarlo un instante aprovecharía la oportunidad para crear un nuevo tronco.

La importancia de poder montar un tronco nuevo no es por poder revirarse contra el padrino, lo cual, como ya he dicho antes, es algo muy feo y deshonroso para cualquier casa. La verdadera importancia de poder crear y consagrar un nuevo fundamento es que sin fundamentos nuevos no hay ramas nuevas y sin ramas nuevas no hay evolución. Cada una de las ramas, como Briyumba, Mayombe, Kimbisa, Malongo y Kimbisa del Santo Cristo, derivan de unos pocos Fundamentos originales. Como estos fundamentos no cambian, dichas ramas del Palo Monte se mantienen inmutables en su culto, sin posibilidad de absorber nuevos conocimientos y prácticas producto de la experimentación y el contacto con otras culturas y disciplinas mágico-religiosas. Si un palero, hoy en día, quisiera fundar una nueva rama del Palo Monte, con características nuevas y diferentes, tendría que hacer como Andrés Petit, fundador en el siglo XIX de la Regla Kimbisa del Santo Cristo del Buen Viaje, que tuvo que crear un nuevo Nkisi, para fundamentar el nuevo tronco; solo así pudo incluir en los ritos paleros elementos hasta entonces inéditos en la palería, como el crucifijo, las oraciones católicas, Kunankisi( el Espíritu Santo ), el espiritismo de Allan Kardec y otros secretos y formas extraídos de la secta Abakuá y de la Francmasonería.


                                                         ¡KIMBISA QUIEN VENCE!





Querido lector: no olvides votar por este post al final de la página, en la g+ ; no te cuesta nada y a mi me ayuda muchísimo. Otra forma en la que puedes colaborar para enriquecer el blog, es escribiendo algún comentario con tus opiniones, preguntas y sugerencias, y si lo visitas a menudo, ¿a qué esperas para hacerte Seguidor? ¡Empieza ahora y que Nsambi te acutare siempre!!!